El equipo catalán atesora la posesión del balón, pero cae ante la puntería de Maxi Gómez

PRIMER ACTO

El Barcelona empezó el partido dominándolo, con una posesión tan abrumadora (90%) como estéril, porque en los 10 primeros minutos ni siquiera pisó el área contraria. Precisamente en el minuto 10, en una de las pocas posesiones que había tenido el Valencia hasta entonces, los de Albert Celades tuvieron la profundidad que no hallaban los de Setién. Piqué no tuvo más remedio que hacerle penalti a Gayá. De hecho, no fue expulsado de milagro. Y cuando todo parecía indicar que el Barça empezaría otro partido perdiendo, Ter Stegen de amarillo le paró el potente disparo a Maxi López.

Solo siete minutos después, el portero azulgrana salvó sobre la misma línea un rechace del propio Piqué que iba a su portería, después de un mal despeje de Sergi Roberto.

Ante la confusion de MestallaMessi se encontró con un regalo de Gameiro, que le hizo una falta en el borde del área, pero el ‘10’ disparó alto.

SEGUNDO ACTO

El Barça mejoro en la segunda parte, iniciando con un disparo de Ansu Fati cuando no se llevaba ni medio minuto. Pero pronto lo sofocó el Valencia, pues en una contra, Maxi recogió el esférico y envió el balón a la porteria para desconcierto de Ter Stegen.

Suficientes argumentos que propiciaron las malas entregas del equipo catalán, la falta de ocasiones. Y cuando las tuvo, Messi, por una vez, no estuvo atinado. Ni con la cabeza ni desde la frontal, tampoco con las faltas. Y sin Leo ni sus goles… no hay Barça que valga por el momento. Cosa que castigó de nuevo Maxi Gómez, que recibió el balón en una contra dirigida por Ferran Torres y lo envió a la red.  Castigo y dudas para el Barça de Setién.

Si te ha gustado esta noticia por favor no dudes en escribir un comentario y  visitar nuestra página web para descubrir más contenido interesante.

NuevosFichajesMadrid NuevosFichajesMadrid

  NuevosFichajesMadrid